10 principales errores de un locutor profesional

¿Cuáles son los principales errores de un locutor  y que debe evitar a toda costa?

Debemos aceptar que como seres humanos de vez en cuando solemos meter la pata, es parte de nuestra naturaleza. Todos cometemos errores, pero lo importante es qué estamos dispuestos a hacer para evitarlos. Aquí te presentamos una lista de los 10 principales errores de un locutor comercial.

Un locutor profesional debe contar con su propio código de ética que le ayude a ser disciplinado y eficiente en su trabajo. Contar con un código nos permite conducirnos de una manera profesional y adoptar una actitud de servicio.

¿Has pensando si alguna vez hiciste o dijiste algo durante una audición que al final del día tuvo alguna repercusión en tu contra?

Más allá de señalar errores, en este artículo te queremos presentar 10 consejos para evitar los errores más comunes durante un casting o un llamado para hacer una locución profesional.

1. No reescribas el guion de tu cliente.

Debemos resistir la tentación a como dé lugar. Sabemos de sobra que a pesar de que un guion comercial fue redactado por una persona capacitada en la materia, con frecuencia tendrá errores de todo tipo. Desde falta de acentos, puntuaciones mal colocadas, palabras poco comunes, demasiadas palabras para el tiempo estimado de la grabación, mal uso de la gramática etc.

Muchas veces, después de la primera revisión del guión, no acabamos de entender con claridad el mensaje que debemos transmitir. Ignorar esto tiene una gran influencia en la frecuencia de los errores de un locutor. Primero hay que tomar las cosas con calma. Revisa cuidadosamente el guion, y si tienes dudas has las preguntas que creas convenientes para aclararlas.

2. No señales los errores del guion en forma directa.

Es mejor hacer preguntas. Si ya has trabajado antes con tu cliente y hay confianza en ambos sentidos no debería haber problema. Pero ten en cuenta que al señalar los errores de terceras personas podrías poner en riesgo su trabajo y desde luego, no todos agradecen que alguien les señale sus errores, especialmente en público.

Si alguien se llega a sentir amenazado con tu actitud, probablemente no te volverá a tomar en cuenta. Cada quién debe saber qué papel juega dentro de una audición o sesión de grabación. El trabajo de un locutor profesional es darle vida a un guión comercial.

3. No entres a la cabina de grabación sin una idea clara de cómo interpretarás el guion.

Ten en mente por lo menos dos formas distintas de interpretarlo. Una vez más, tómate tu tiempo y haz las preguntas que creas necesarias.

4. No solicites hacer una toma adicional.

Sobre todo si la persona encargada del proyecto ya aprobó una toma anterior. Si no estás completamente satisfecho con la toma que hiciste está bien. Es más importante es que tu cliente lo esté. Cuando el cliente o director aprueba una toma es porque ya hiciste lo que esperaba de ti. Ir más lejos podría ser una pérdida de tiempo.

5. No pidas disculpas por equivocarte.

Trata de controlar los nervios. Los directores y ejecutivos de la industria han presenciado innumerables audiciones y grabaciones y saben que los locutores novatos suelen ponerse nerviosos. Recuerda mantener la postura de un buen locutor profesional.

6. No adoptes una actitud cerrada.

En ocasiones te pedirán hacer ajustes o que intentes algo que te saque de tu zona de confort. Ofrece lo mejor de ti en todo momento. Si te piden algo que está lejos de tus capacidades, de cualquier forma haz tu mejor esfuerzo por lograrlo.

7. No uses palabras altisonantes al cometer errores.

Puedes estar seguro que nadie lo disfrutará y además es algo no refleja tu profesionalismo. Eso no te ayudará en lo más mínimo al tratar de construir buenas relaciones con tus clientes.

8. No llegues tarde a una sesión de grabación o audición.

Hay que reconocerlo, en América Latina parte de nuestra cultura es llegar tarde a cualquier lugar. Si se trata del cumpleaños de la tía Gertrudis no pasa nada. Pero en el mundo de los negocios llegar tarde es una mala práctica. Date cuenta de que además de ser un profesionista, eres un emprendedor que está tratando de construir un negocio alrededor de un producto: tu voz.

La realidad es que podría escribir páginas enteras relacionadas con el tema, pero no lo haré. Sólo ten en mente esto: un locutor profesional siempre llega temprano a su cita.

9. Evita distracciones antes de iniciar la sesión de grabación.

Si tuviste una discusión con tu pareja en la mañana o te enfadaste por algún motivo en el trayecto, más vale que lo dejes ir antes de entrar a la cabina de grabación. Despeja tu mente, respira profundo y enfócate en dar lo mejor de ti. Tampoco distraigas a las demás personas.

10. No uses ropa que haga ruido con los movimientos del cuerpo.

Viste ropa cómoda y ligera. Deja fuera de la cabina los accesorios que provocan ruidos innecesarios como pueden ser teléfonos, relojes, chamarras, cadenas y pulseras.

Los errores de un locutor profesional durante una grabación aunque no son cruciales sí pueden llegar a retrasar el trabajo de todo un equipo. Recuerda que el tiempo es dinero y el tiempo de todos es igualmente valioso. En ocasiones los errores de un locutor pueden ser corregidos con la edición del audio. Sin embargo, tu locución debería ser impecable de principio a fin.

Una sesión de grabación puede llevarse a cabo bajo mucha presión con respecto al tiempo. Por ello es importante que todo locutor profesional llegue a la cita lo mejor preparado posible.

Para minimizar las posibilidades de cometer un error, realiza tus ejercicios de calentamiento en el trayecto a tu sesión, excepto si usas el transporte público, el resto de la gente podría pensar que te has vuelto loco.