la producción de spots de radio

A veces pienso que la producción de spots de radio es algo parecido a crear una obra de arte. Sí, tal vez te parezca una exageración. Pero quienes nos dedicamos a la producción de audio y a la creación de spots comerciales hacemos uso del proceso creativo al igual que un artista en plena época renacentista. De tal suerte que en un día de mucha inspiración nos podemos llegar sentir como el mismísimo Leonardo Da Vinci.

OK, eso sí fue exagerado, lo admito. Aunque no tendría nada de malo sentirlo.

¿Qué necesito para la producción de spots de radio?

Muchos de los antiguos artistas famosos entre los que se encontraban pintores, escultores y poetas les daban vida a algunas de sus obras por “encargo”. Es decir, para poder sobrevivir trataban de complacer los gustos de gente adinerada, políticos, gobernantes etc. quienes pagaban fuertes sumas de dinero para acrecentar sus colecciones de arte y decorar sus lugares de esparcimiento.

De la misma forma, para la producción de spots de radio nosotros recibimos solicitudes de parte de nuestros clientes para darle forma auditiva a un proyecto de comunicación. En este sentido nuestro proceso creativo está delimitado por la naturaleza, el diseño y el alcance del mensaje del cliente.

Pero en otras ocasiones (pocas) sí tenemos la oportunidad de darle rienda suelta a nuestra creatividad. Y me refiero a cuando nuestro cliente no tiene ni idea de por dónde empezar. Algunas empresas adoptan la filosofía de “Hágalo usted mismo” porque por algún motivo no les gusta lidiar con agencias de publicidad. De tal suerte, que es aquí cuando tenemos la oportunidad de proponer y desarrollar la creatividad desde el comienzo.

Metafóricamente hablando, nos gusta pensar que el espacio aéreo es nuestro lienzo y las voces, la música y los efectos especiales son las herramientas (colores y pinceles) con los que crearemos nuestra obra auditiva.

Aunque sabemos que nuestras “obras de arte” tendrán una vida corta y efímera sin la posibilidad de trascender el paso de los siglos como ha hecho la Mona Lisa. Pero está bien, la resignación es parte del proceso y para explicarlo mejor lo dividiré en 6 partes.

1. Entender el mensaje del cliente

Aquí nos preguntamos: ¿qué es lo que el cliente quiere lograr? Aunque en la producción de spots de radio comerciales el objetivo pareciera obvio. La mayoría de los clientes quieren generar algún tipo de acción en la audiencia. Quieren que se levanten de su asiento y adquieran sus productos y servicios. Pero hay otros clientes que lo que buscan es informar a sus consumidores o crear Brand Awareness (reconocimiento de la marca).

También hay que entender el “cómo”. ¿Cuál es la forma en que el cliente quiere comunicar su mensaje? Las formas son muy variadas.

  • A través de un testimonial
  • Por medio de un Jingle
  • Contando una historia
  • Informando

En ocasiones los clientes tienen una idea fija acerca del tipo de producción que les gustaría escuchar sin importar si es lo más conveniente para la marca, producto o servicio.

El productor te ayudará a encontrar la mejor vía para que el mensaje pueda llegar al auditorio target y así alcanzar el resultado deseado.

2. Redacción del guion comercial

Aquí es muy importante destacar lo siguiente: ya sea que se trate del dueño de la empresa o no, la persona que va a redactar el guion debería tener una experiencia directa del producto o servicio en cuestión o por lo menos entrar en contacto con personas que ya lo han hecho (consumidores directos).

De esta forma podrá conocer las bondades y virtudes del producto con certeza al igual que sus detalles y características. En este punto puedes revisar nuestro artículo concerniente a la redacción de spots de radio.

En la redacción del spot comercial también se establece el contexto.

¿Cuál es la situación y cuáles son los elementos que intervendrán en la producción de los spots de radio? ¿Necesitaremos a un locutor o a varios? ¿Cómo ambientaremos el spot de radio? ¿Usaremos efectos especiales o música de fondo? ¿Crearemos un diálogo entre varios personajes?

3. Creando el ambiente

La musicalización y los efectos especiales son muy importantes en la producción de spots de radio ya que estos elementos auditivos nos permiten hacer creíble el contexto bajo el cual se desarrolla nuestro spot.

La música como es bien sabido tiene la capacidad de modificar nuestro estado de ánimo. Un spot musicalizado correctamente, con el mensaje, la voz, el tono y la intención correcta, no podría más que ser considerado como una obra de arte.

Los efectos especiales también juegan un papel relevante. Por medio de ellos podemos estimular la imaginación del radioescucha. Podemos incorporar a nuestro spot por ejemplo: el sonido del tránsito en la calle, niños jugando en el parque, el ambiente de un aeropuerto, las olas del mar etc.

4. Eligiendo la voz del locutor

La voz adecuada y el estilo del locutor dependen en gran medida del mercado target. ¿Les hablaremos a las amas de casa que están a la espera de las ofertas del fin de semana o a consumidores que buscan reafirmar su status social con capacidad de acceder a los artículos más lujosos?

Hay ocasiones en que necesitamos “hablarle al oído” al consumidor. La motivación debe transmitírsele como un “consejo” y no como algo que “debería hacer”. En estos casos una voz seductora puede hacer un buen trabajo.

En el otro extremo, hay casos en los que tenemos que gritar literalmente. Debemos crear un ambiente de excitación o fiesta por la OFERTA INCREÍBLE que no te puedes perder el fin de semana.

Un buen productor de spots de radio con el paso de los años va desarrollando relaciones de trabajo con locutores talentosos, eficientes, profesionales y sobre todo que conocen la industria y siempre tratan de poner un valor agregado a su trabajo. Contar con un buen banco de voces es esencial.

5. Uniendo las partes

Una vez que hemos reunido los elementos por separado (voces, música y efectos especiales) es momento de unir las piezas. Para lograr una buena masterización necesitamos un software para editar audio con capacidad multi-pistas. Nos debe dar la flexibilidad de colocar cada elemento primero por separado, ajustarlo y después hacer una mezcla final.

Un editor de audio multi-pistas nos permite jugar con los elementos y saber cómo se escuchará el spot terminado antes de mezclar. Cuando todo haya quedado como estaba planeado en el guion podemos proceder a la masterización.

Una vez terminada la producción del spot de radio no se debería de dar por concluido el proceso.

 6. Revisión / evaluación

Antes de entregar una producción terminada suelo hacer una evaluación objetiva. Para ello escucho el spot de radio varias veces y me hago varias preguntas.

¿La producción se ejecutó de la mejor forma posible? Es decir, ¿los elementos que incluyó la producción del spot de radio cumplen con los estándares de calidad?

En ocasiones lo que parece ser una buena idea en papel resulta no serlo en el audio terminado. Suele haber importantes diferencias en el lenguaje escrito y en el lenguaje hablado. Dicho de otra forma, no hablamos exactamente como escribimos y viceversa. Si hay cosas que “no cuadran”, aún es tiempo de hacer cambios.

Si hay tiempo y el presupuesto lo permite, usar un Focus Group para evaluar un spot antes de que salga al aire es una muy buena idea. Recibir una retroalimentación a tiempo puede salvar una campaña publicitaria. Y claro, evitar que el cliente tire su dinero a la basura.

Independientemente de la visión artística que un productor pueda tener, la producción de spots de radio es una vía que nos permite expresar nuestra creatividad de mil formas. Es algo divertido, gratificante y al mismo tiempo ayudamos a individuos y empresas a lograr sus objetivos de comunicación. ¿Qué podría ser mejor?

No te pierdas: La Guía Completa Para Redactar un Gran Comercial de Radio.

Si necesitas un spot de radio empieza aquí.